Herencia

En el año 1956, Miguel López Quesada inició la actividad de curar jamones, con la marca Jamones Escalona (segundo apellido del bisabuelo de los actuales responsables.)

En el año 1975 fue cuando Manuel López Rodríguez, junto con su hermano, decidieron continuar con esta iniciativa, introduciendo ya de forma equilibrada la tecnología más avanzada para la curación del jamón, pero a la vez manteniendo siempre los procesos tradicionales de elaboración artesanal, como habían aprendido.

En la actualidad Jamones Escalona sigue adelante, ahora con el empuje de las hijas de Manuel López, la 3ª generación. 

Un gran producto desde 1956

El Jamón Escalona, reconocido por la Fundación Española del Corazón por su bajo contenido en sal.

Nuestros jamones proceden de jamones de hembras grasos, única carne que asegura nuestro proceso de producción para obtener unos altos márgenes de calidad, tanto de composición del jamón cómo del método de elaboración tradicional.

El resultado de nuestro producto ha conseguido varias certificaciones de calidad E.T.G Especialidad Tradicional Garantizada y ser reconocidos por la Fundación Española del Corazón por su bajo contenido en sal.